Los Micronautas en forum

Quizás los Micronautas es la mejor obra de Mantlo. En España apenas hemos podido vislumbrarla. El inicio fue publicado primero por Vertice y luego por Surco. Desconozco hasta donde llegó, quizás sólo la etapa de Golden. Algunas crónicas dicen que el inicio es la parte más floja porque Mantlo no empezó a espabilarse hasta verse sin la red del enorme talento de aquel dibujante. Que no fue hasta después de la primera derrota de Karza que Los Micronautas no tomó una trayectoria ascendente que la llevó a ganarse un crossover, pero fuera de las coles, con la joya de la editorial, la Patrulla X. Los que crecimos con forum no sabemos si esas crónicas son ciertas porque nuestro conocimiento de Los Micronautas únicamente comprende los nº del 18 al 25, quizás no enteros.



Forum publicó estos nº, algunos en 1986 y algunos en 1987, como complemento del grueso de los episodios, del 4 hasta el 14, de su edición de la Guerra de las Galaxias (nº 32-38 y 45-50 EE.UU. y la adaptación al cómic de El Imperio contraataca). Los Micronautas pronto me interesaron más que el plato principal porque el material marvelita e Infantino estaban muy alejados de lo que un niño consideraba propio e interesante de la Guerra de las Galaxias. Quitando el maravilloso nº (10/38) de Golden, por otra parte también fuera del canon, era un material mediocre y alejado de las películas. Así, el coleccionismo de esa serie lo impulsaron los Micronautas. Una lástima que forum no lo viese pues estaba claro que la serie no iba a llegar muy lejos porque esos cómics no respondían a la idea que los niños teníamos de la Guerra de las Galaxias.

Leídos ahora me parecen mediocres. Mantlo no acertó con las parejas de los Micronautas procedentes de la Tierra Marvel. Sólo salvaría la historia "Ojos de niño", la 1º, porque el guionista tuvo la genial idea de contarla como si fuese un relato de Terror. Admito que de pequeño también me gustó el enfrentamiento entre los Micronautas y John el raro. Ese Bicho convertido en un monstruo. La cosa es interesante en los complementos de Los Micronautas, "Relatos del Microverso". Estos estaban en la Tierra Marvel, pero la acción en su tierra natal no se había parado. Esta parte, la de pura Space Opera, era y es tremendamente atractiva. El Microverso es extraño pero a la vez muy familiar y el barón Karza es realmente un villano terrible. Así, tanto ayer como hoy esas páginas me parecen notables. No tienen nada especial, es fantasía pop rutinaria, pero la juguetera, Mantlo y Golden acertaron plenamente con los diseños. Son familiares y extraños, repelentes y atractivos, por tanto, poderosos visualmente. Cualquier historia bien hilvanada que les diese vida, triunfaría. Lástima que no la pudimos y seguimos sin poder verla porque la cosa terminó abruptamente, justo cuando en el Microverso las cosas estaban a punto de alcanzar el punto de ebullición por las maquinaciones del terrible y loco Shaitan, el hermano de Acroyear. Doble lástima porque nos quedamos sin poder conocer las interesantes personalidades creadas por Mantlo, A mi me encanta Bicho porque siempre me han gustado los personajes alegres con un fondo de tristeza. Nada hay más patético y heroico que un payaso triste. Pero los spartakanos me parecen también muy atractivos, esa demencial marcialidad y esa castrante costumbre es fascinante. Los seudorobots, Biotrón y Microtrón, no me gustan, demasiado infantiles y fallidos recursos cómico y de contraste con los personajes orgánicos. La pareja protagonista me parece floja. Me dice algo Marioneta por su rebeldía pero Rann es un héroe demasiado genérico para resultar interesante, aunque la vaciedad es un valor para aquellos que buscan identificarse.

Sin embargo, los nº de la serie publicados por forum no fueron el primer contacto de los españoles que crecimos con esa editorial con los Micronautas (reciente para mi porque hallé este cómic hace poco a buen precio, la 2º vez que lo veía en papel) pues antes, en 1984, la susodicha editó el crossover con la Patrulla X. No sé exactamente cuando se sitúa en la serie pero desde luego lejos de los º editados como complemento de la Guerra de las Galaxias pues el grupo es distinto. Hay gente nueva, gente que no está y personalidades diferentes. La miniserie me parece magistral. Creo que el principal mérito se debe a Claremont pero porque era el guionista de oro para Marvel y por ello tuvo que tener más peso y autoridad en la historia. Se nota en que los Micronautas son secundarios en la misma.

La historia que tejieron Claremont y Mantlo es buena a pesar de ser tópica. La profetización de Onslaught le da un sabor especial, pero la historia está sólidamente armada en torno a una fórmula y protagonizada por una pareja tremendamente interesante, Karza y Kitty Pride. Una jugada maestra que permitió a los guionistas sacar todo el partido a lo melodramático, a lo psicológico y a lo erótico que el simple y tópico conflicto tenía dentro. Así, aunque es una historia industrial, se lee con interés. El carisma de los personajes, el contraste de los emparejamientos y el "aliar" a Karza con los buenos hizo al plato estar siempre rico. En este caso el secreto está en la salsa y en ese momento tanto Claremont como Mantlo estaban en el momento álgido de su carrera como cocineros.

P. Broderick dibujó todo Los Micronautas salvo un nº, el 4/18, que lo hizo un irreconocible Chaykin. El primer dibujante fue un habitual colaborador de Mantlo y es un Golden menor. Tosco y mediocre pero eficaz y trabajador. Su dibujo carece de belleza pero cuenta bien la historia y pasa la prueba del Tiempo, es viejuno pero no ha quedado atrás. Además, su estilo caricaturesco y atención al detalle lo hacían ideal para representar lo fantástico. Por eso estos nº sólo funcionan en el Microverso. Fuera de allí tanto los personajes como el dibujante no lucen. La miniserie la hizo B. Guice. Un dibujante sencillo y torpe pero eficiente. Su dibujo anodino no perjudica a la historia pero tampoco la ayuda.

Esto es casi todo el material forum de Los Micronautas. Falta su participación en Secret Wars II. Una pena que sólo tengamos esto pues se vislumbra que el trabajo de Mantlo en esta serie fue potente. A pesar del Tiempo y estar influenciado por la Guerra de las Galaxias sigue teniendo frescura y originalidad. Por tanto, el deseo que surgió en mi en 1987 sigue ardiendo, quiero leer esta epopeya galáctica entera algún día.

The fastest writer in the world

 
 
 

Un hallazgo de Shlomo Ben Hungstien, nuestro corresponsal en California.

Feliz 61 cumpleaños Bill

Sobran las palabras.

78247_10151360851479623_733769979_o

665091_10151360854944623_172987328_o

Gracias a Michael Mantlo por las fotos.

Colección Extra Superhéroes (Forum): Esos artículos







De momento solamente son dos foticos, aunque bien hermosotas, con los artículos -traducidos, claro- de los libros de la rústica roída en los que Forum recopiló estas dos miniseries mantlianas. Con la primera algún día me divertiré escribiendo sobre la apocatástasis, sacrificio, luz recuperada, el sol y la luna, más pan del nuestro; el maniqueísmo de natural superheroico al que se levantaba fiel el señor Mantlo, no lo olvidemos, un escritor de la casa, prolífico y como del montón. El rey del fill-in, blablabla... Ya tenemos en el blog una reseña anterior, como quiera que uno espera la reedición de estos materiales (muy viejecitos ya, pero de gran atractivo), es muy posible que acabemos con cinco o seis reseñas sobre un mismo tebeo. El tiempo sobra y se lo agarra con los sobacos. ¡El 2032 será un año magnífico!
Se me olvidó decir el título... ¡da igual! El artículo impreso en la tercera de cubiertas a la rústica del cartoncillo roto fue escrito por Denny O´Neill. También sirve para saber algo más acerca del dibujante de esta serie limitada y su implicación en el proyecto.
La segunda ronda es una invitación para el desorden de las costumbres. Tan buenos como somos, os advertimos desde un principio que se trata este artículo de un texto raptado a la máquina de escribir del mismísimo Bill Mantlo. Que como un guionista antropoide de los años ochenta admite desconocer por completo (¡maravillado!) de qué agujero le salieron a él el Capa y la Puñal. Un mal vendedor. ¿Por dónde quedan el concepto, el ideal creativo artístico conceptuoso, la esponja del baño de ego, la calidad en la sentencia, la agudez del pincho del ingenio? "¡Brubaker, Bendis, Mourinho!, explicadle a este hombre la importancia del saque de banda conceptual en la creación de guioncitos para el comicbook de nuestros tiempos."
No hay horas para tanto.
Disfrutad del artículo y sudad. Dada la relativa escasez de alegrías y el inmenso crossover que nos acecha, leed rápido, porque podrían reeditar cualquiera de estas aventuras mañana mismo. Con tapa dura, solapas rancias, guardas impresas en blanco, segunda y tercera de cubiertas con poco más que los créditos, fragmentos de viñetas arrancados de aquí y de allí para engordar la introducción, y más de la tosca franquicia y sus baraturas sin riñón.

[][][][][][][][][][][][][][]

Mejor llegar al fin de esta entradeja con otro robo que unir a la hazaña del incremento del número de etiquetas que tocan a hoy; para ello, desenderezo y dejo libre la espiral con un fragmentito dedicado a estos dos objetos venerados, que afortunadamente no solo son tebeos. Sobre todo, creo que al segundo más que a ningún otro, por decir en él que no sabe el guionista de la polaridad de dónde exactamente vinieron sus creaciones.

Para este labor, que importa un nome.

Assim como ao escrever se edifica também a própia audiência
em cerimónia oculta trás o trâmite em que consistem as palavras
assim vós, ao ler-me, podedes construir a minha identidade.

Fazede-o à noite, baixo uma luz árdua
cuidando de não espertar esse corpo estranho que respira.

Ou bem na canseira das horas planas da tardinha
como lâminas claras que não se podem descolocar pois cortariam os limites do mundo.
Ou fazede-o, tal vez, nalguma outra nação sem geometria.

Os distantes (colección A Illa Verde, Edicións Espiral Maior), Celso Álvarez Cáccamo.

Stan Lee & The Thing Team Up

This is an adaptation of an article from Scott Edelman (Thanks, Mr. Edelman) called The day Stan Lee showed some humility. You can read it there in english.

Este artículo es una adaptación libre de un artículo de Scott Edelman (Gracias señor Edelman) llamado The day Stan Lee showed some humility.

------------------------------------------

En el 2006 Marvel publicó un comic titulado Stan Lee meets The Thing

“Ey, este blog es de Bill Mantlo. ¿Qué tiene eso que ver con Mantlo?”

Fácil. Una vez más, Bill Mantlo estuvo ahí antes.

“Querido Stan

Acabo de ser asignado como escritor regular de Marvel Two in One (La cosa y lo que quiera que haya alrededor del comic) y me estaba preguntando por la posibilidad de hacer un La Cosa-Stan Lee Team-up en un próximo número.

No sé muy bien si esta idea tiene algún potencial de buenas ventas… pero DE HECHO he notado que todos los críos que visitan la oficina piden verte inevitablemente, que tu nombre está cerca de ser una palabra hogareña para muchos de ellos, y que, además de al Pato Howard, han pedido verte a ti en un número con el Timido Benjamin.

De nuevo, Stan… No estoy seguro, pero creo en cualquier caso sería divertido PROBARLO.

Cuéntame.

Gracias,

Bill Mantlo”

“Bill,

Me siento honrado, pero no lo sé. Me resulta difícil ser objetivo sobre ese tema. Mira a ver qué piensan Marv, Roy, Len, Archie, etc… y me cuentas.

S”

Los 9 mejores números de Hulk

Los 9 mejores números de Hulk, del 292 al 300, escritos por el inefable Bill Mantlo, tenían un pequeño detalle en la portada. La logoforma de la parte superior izquierda de la portada del comic iba cambiando de número en número, presagiando lo que estaba a punto de ocurrir dentro del comic.

Los admiradores de Mantlo hemos recopilado esas imágenes en una animación para que podáis verla todos.

¡Feliz verano!

hulk

Rocket Racoon: Guardian of the Keystone Quadrant

Al final, viendo que Panini no está por la labor de publicar el trabajo de Mantlo con Mapache Cohete, ni siquiera para explotar a Mignola, me lo he pillado directamente de la fuente. Rocket Racoon: Guardian of the Keystone Quadrant es un tomo que contiene la primera historia en que sale, creada por Giffen y publicada en el Marvel Preview nº 7 (1976), y luego las historias en que Mantlo le hizo suyo, pues Mapache Cohete, salvo ser un animal parlante, nada tiene que ver con el original. Sin embargo él reconoció que lo sacó de la historia de Giffen. Temas editoriales? En todo caso parece que en la mente de Mantlo chocaron el mapache parlante de Giffen y la canción de los Beattles Rocky Racoon

La primera historia de Mantlo con Mapache Cohete es el nº 271 (EE.UU; ignoro si está publicado en español) publicada en 1982 pero creada en 1981. En esta historia, dibujada por S. Buscema con su estilo sobrio y funcional de siempre, el guionista usa el rico mundo de Hulk, supongo que para compensar un personaje tan simple los guionistas crearon a su alrededor un subuniverso casi tan rico como el de los 4F, para introducir al animal parlante en el Universo Marvel. El número empieza con Hulk ya en el planeta de Mapache Cohete, Halfworld, encontrándose los 2 ya en la primera viñeta, oh qué dinámica y directa la Marvel clásica, junto a ellos está Wal Rus, el tío del mapache, otro animal parlante y es que Hulk ha aterrizado en un planeta muy extraño habitado por humanos locos, por animales parlantes que cuidan de ellos y por robots que construyen un nave antropomorfa para salir de la galaxia amurallada en la que está el planeta. Uno de los misterios de la historia es como Hulk ha podido traspasarla. El conflicto del episodio es la posesión de la Gideon´s Bible. El topo aspirante a tirano Judson Jakes la quiere de modo que Mapache Cohete, al ser el héroe del lugar, ha de impedirlo. Hulk lo ayuda y tras esto es devuelto a la Tierra. Una historia simple y lineal en la que Mantlo demuestra su gran capacidad para crear mundos ricos y atractivos.


Sin duda por eso el guionista se quedó con ganas de más. Así,  justo 3 años después, Marvel publicó uana miniserie de 4 dedicada a Mapache Cohete, esta vez dibujada por un primerizo Mignola que, sin embargo, hace un trabajo fantástico además de redesiñar a su protagonista. En esta historia Mantlo profundiza en el mundo que abocetó junto a S. Buscema. Así, salen los personajes anteriores junto con nuevos y se detalla mucho más la cosa. Esta miniserie es pues la continuación directa de la grapa anterior. El conflicto es la lucha entre el topo Judson Jakes y el lagarto Lord Dyvyne por el dominio de Halfworld que afecta a la marta Lylla, el interés romántico de Mapache. Este va a provocar la desvelación del misterio de la génesis de Halfworld. De esta manera Mantlo, en esta miniserie, como era habitual en él, no se limita a contar una aventura ya que hace progresar la historia de Mapache Cohete. Como si fuese una curación tradicional o psicológica, el protagonista, desvelando el pasado encriptado en la Gideon´s Bible, consigue curar el demencial presente además de derrotar a los aspirantes a tiranos. Así, Mantlo libera a Mapache Cohete de Halfworld para que pueda salir al espacio en busca de otros mundos que necesiten la ayuda de aventureros como Mapache Cohete & compañía (Lylla, Wal Rus y Blackjack O´Hare, un conejo negro; personajes geniales que, al fin, han sido recuperados en la miniserie que dentro de poco publicará Panini de Mapache y Groot). Qué estupendo crossover con los Micronautas nos hubiera esperado si Mantlo no hubiera sufrido su aciago desino! Esta miniserie es una historia sencilla contada como si fuese un cuento muy entretenida gracias a que tiene mucha acción y dinamismo, al atractivo mundo loco creado por Mantlo y al magnífico trabajo de Mignola que demostró que su elección fue acertada a pesar de que nunca había publicado como dibujante. Su trabajo demuestra que era el artista ideal para este personaje. Plasma muy bien Halfworld, mejor que el frío S. Buscema, es un gran dibujante de furries (redondas sus expresiones) y le dio al especto gráfico de la mniserie el aspecto singular que precisaba.

Así pues Rocket Racoon: Guardian of the Keystone Quadrant es un modesto tomo en el que destaca el fabuloso dibujo de Mignola. Sin embargo Mantlo no lo hace nada mal. Sus argumentos son simples y convencionales pero están magistralmente desarrollados y el mundo loco de Halfworld es muy atractivo, en Mapache Cohete se ve que también estaba capacitado para ligereza y el humor. Así, Mantlo legó a Marvel otra banda de aventureros espaciales con mucho potencial. Lástima que a la editorial no hiciese nada con el regalo. Después de esta miniserie, y hasta que Giffen se acordó de su creación juvenil (fue su primer trabajo publicado), Mapache sólo ha salido en el nº 16 (EE.UU.) de Quasar y en los 44-6 (EE.UU.) de Hulka y P. David lo menciona en su Guerra troyana publicada en los nº 413-6 (EE.UU.).