Bill Mantlo, etsi Deus non Daretur.

"¡Hooola, qué tal por ahí!"
Vengo de leer unas interesantes divagaciones congeladas acerca de un número de la etapa de Capa y Puñal guionazada por Bill Mantlo en un blog USAdo, Occasional Superheroine. Consideraciones acerca de algunos diálogos del número uno de aquella colección, tintura biográfica e impactos infantiles de la periodista y guionista
Valerie D'Orazio que se pueden seguir desde este link confabulador de voluntades ociosas--) Observations From Down The Rabbit Hole.
"VOSOTROS, PECADORES"
La gran enorme ciudad capital del vicio corrompido en los estampados grises y azules del universo Marvel todavía daba el pego a mediados de los años ochenta. Spiderman caía sobre algún tarro de basura de vez en cuando para mostrarnos el paisaje y pasearse unos niños por el aire, el Capitán América se asomaba a ella desde alguna azotea y el Castigador andaba punisher que te punisher de un lado a otro de la misma. Droga, delincuencia y... No, de eso siempre hubo poco o casi nada. La braga y las farolas asomaron por Daredevil, que siempre ha ido un poco a lo suyo disimulando sus poderes para que no lo enviasen a recorrer planetas y pegarse con unos supermalos por... "¡Por el 'merchandaisin' de la guerra editorial secreta!"
Teniendo en cuenta lo blanco de aquel algodón que es hoy purísimo aunque policiaco, y las experiencias rememoradas por la señora D'Orazio en su blog, no me extraña que quedase impresionada por este episodio escrito por Bill Mantlo y dibujado a base de melodrama sudoroso por Rick Leonardi. Sin sangres ni insultos y a falta de desmembramientos, el guionista pulveriza corazones mostrando a dos superhéroes materializarse en las cabinas de un sexshop para aterrorizar a los consumidores del amor adolescente de medio dolar y sus infames mercaderes. "¡Pim! ¡Pam! ¡Pum!" con engranaje de diálogos que a día de hoy pueden parecer un tanto teatreros pero con los que, como se apunta en el blog anteriormente rechupeteado, Mantlo revuelca a la propia industria del comicbooqueado superheroico sobre los miedos del abuso sexual a menores de edad (muy despierto en esos años, según las tinturas biográficas de la señora periodista). Citando Mecabreos 27-8, 'Y llegó el Jim Lee y se colocaron las últimas poses en el poster de la perdición superheroica'.
Pues hasta ahí parecen llegar las divagaciones congeladas, junto a unas notas sobre el exceso moralizador de esta historia a cuenta del vocabulario empleado por la pareja de protagonistas. Yo creo que hay más en ese número, más de lo que refiere la simple cita de unos textos recortados.
C
omo si no fuesen lo suficientemente atractivos estos dos personajes, todo esta dicho pero se repite nuevamente la problemática de los opuestos respecto al alma y el mundo, a Mantlo no se le ocurrió otra cosa que rematar la terna con un sacerdote. Un Padre Francis Delgado empeñado en hacer tinieblas de la simple ausencia de luz; tal vez, aunque el estado de proyección que él imagina no puede alcanzar totalmente la realidad de la oscuridad de Capa, en su infortunado desvío se aprecie la clave de la relación entre Tandy y Tyrone. Aquí el proyecto nunca finalizado por el guionista es ambicioso -recuerdo que según esta forma de apuntalar personajes sobre unos maderos tan largos y todavía poco decorados, los protagonistas y otros títeres han de arrastrar al lector (ese tipo escaso de luces al que algunos guionistas le suponen cierta vida por sobre sus propios personajes) a formar imágenes sobre las imágenes, a imaginar en representación del Dios, es decir, el autor guionista y dibujante-, dos individuos transformados debido a una herida del pasado en dos figuras extra naturam. Total luz y total oscuridad. Ni lo uno ni lo otro, no ya humanos e incompletos sino extrahumanos, un a priori arquetípico en el que el pobre y caído Padre Delgado está obligado a presentir una mano demoniaca. Un Deo concedente que asomará desde el final de este capítulo y del que el Padre no será más que una afortunada víctima cuando solo por su desgraciada visión, efigie de su pasado, seguidor de un muerto, hombre sin fe, va a ser incapaz de recoger para él y su parroquia el descubrimiento que ambos protagonistas le ofrecen, el signo de modernidad más absoluto: la irreligiosidad.
Capa y Puñal, luz y oscuridad refugiadas en la Iglesia del Espíritu Santo. Lo
oscuro, lo inconsciente toma bajo su manto una iglesia junto a sus ya escasos parroquianos y a Francis Delgado para mostrarles que no hay ningún Dios en el mundo. Solo Puñal llenando de luz como anima corporalis lo que siempre existió, Capa y su hambre.
- "El cura y yo hemos tenido una pequeña discusión. Él dice que no tengo derecho de juzgar a los pecadores."
- "Y-Yo no soy una pecadora, señor. Vivo en la calle. Sólo he venido a calentarme."

- "¡Has venido a confesar tus pecados
! Admítelo... y confiesa."
- "¡Eres un demonio!"

- "No. El demonio se complace en tus pecados. ¡Y yo estoy para castigarlos!"

Una historia más interesante de lo que cualquier sinopsis editorial pueda hacer ver. Adolescentes heridos, dos polos opuestos que caen sobre la gran enorme ciudad y todos sus sufrimientos para mostrar lo inútil e infantil de la religión frente a su verdadero nutriente inconsciente.

"¿Será este tebeo como el
Breed de Jim Starlin y en un principio también latía en él una novela psicológica que luego fue convenientemente arropada con este nuevo marco fantástico? Yo creo que es tan posible como imposible resulta decir de cualquier obra de ficción qué o a quién siguió su creador; ya que nunca se toma nada de nadie cuando se imagina, sino que simplemente nos prestamos con generosidad a otear desde algún hombro privilegiado.
Sabemos que Mantlo era vegetariano y leía a Jung, no sabemos si conocía a Dietrich Bonhoeffer. No importa, Capa & Puñal nos acompañan y tienen grandes hombros."

5 comentarios:

Brucamsi dijo...

¡Vamos, hombre!, no me digas que no te vas a echar unas lagrimas.

Bruce dijo...

siiii

Omoloc dijo...

Si no me equivoco Valerie es la actual guionista de la nueva colección de Capa y Puñal.

Salu2!

Brucamsi dijo...

Sí, y ni siquiera sé si Panini publica o no la serie.
Su blog es muy interesante y leerla hace que me entren verdaderas ganas de ver lo que ha imaginado para estos dos personajes. Una tía luchadora la Valerie.

Omoloc dijo...

Sí, pienso lo mismo de Valerie.

Tengo entendido que Panini publicará la serie a finales de año, y además puede llevar asociada (para principios de 2010) la republicación de la miniserie de Capa y Puñal de Mantlo

Salu2!