Tumba vegetal. El paraíso perdido de Jarela.

Carnes de membrillo [Editoreando 2.0] Hueso de Sustanciero

"El papelón impreso mensual ha muerto, y entre bastidores los tend
eros del mal ahuman mármoles antiguos junto a cascotes y paredones cruzados de disparos. "
La segunda vida de los tebeos: Librerías de segunda mano y otros menudillos de la Historieta española (Editorial Broncelandia, colección Textos Correosos) de Bartolomé Fe de Hidalgo, historietólogo y enterrador taurino en asuntos de tebeos.

Año 1981, la sangrada piel de tordo caía acometida por fusileros de toda condición que adornaban las pequeñas terrazas de barrio cubriendo nuestros quioscos con manchas para las que todavía no hay descanso -pero ya por poco tiempo-, borrones de color superheroico que al calor de la majestad de la nueva divisa (el euro) hoy son arrinconadas a precio de oro, con seriedad y etiqueta, la del mejor estraperlo, sobre las mesas plegables de nuestra nueva Bizancio del cOmic, para reventar sus originales precios populares y acabar de convertir viejos tebeos mal editados y peor publicados en piedras preciosas mediante el puro reflejo de los tiempos. Una enfermedad de números agotados, y coleccionistas agónicos por esos restos de la que ha sido bautizada como la Fiebre de Bruguera. Terco efecto óptico de repetición espontánea que ofrecemos en exclusiva a quienes por edad o snobismo no pudieron estar ahí para verlo, con todo el olor, el tacto y la rugosidad propias de aquella siniestra papilla mensual. Un rebrote ante el que la cabeza más gorda de este staff editorial Don Ambrosio de Vicente y Piedra Plana se propone comentar, tras el breve lapso en que la chusma al completo anduvimos dedicados a la reproducción del garbanzo negro americano, un solo numerito escogido de aquellos que parió la Editorial Bruguera. Un episodio único y espectacular del Hulk que fue la Masa.
GOTA A GOTA. Tortura y publicaciones a la Orden

Como en otros números más ambiciosos, sin duda, nada de esto sería posible sin haber contado con el freno ideológico de nuestro patrocinador Galerías Preciados. A quien lectores y trabajadores de este dorado medio de comunicación en masa debemos la posibilidad de unir nuestras seseras mes tras mes alrededor una actividad tan secreta y banal como la lectura de cOmics. PLOP PLOP PLOP A falta de nuevas y mejores ediciones, ya sea aquí o en el otro mundo, lectura de cOmics USAdos.

[EDITA Y REDIENTA]























Pues aquí esta el monstruo de Bruguera, feo y feroz pero sin mote, todavía arrimado al televisor por la cercanía del 'efecto ferrigno' que irradió aquella teleserie bautizada al nuevo país como La Masa: un hombre increíble. Obra de tremendo
impacto que acabaría por penetrar profundamente en la mente de los súbditos del Reirno de España y sus otras cercanías desde Getafe a Torrelodones o Gerona. Mi propio padre, que nada sabe de superhéroes y superhéroas y para el que un tebeo más que una historieta es un cuento malo, sería capaz de tararear la sintonía aunque no le pagasen por hacerlo. ¡Pufff! La familia ya no es lo que era o lo que fuera, sino lo que que queda. Ahí van unas monedas papá.
"Tata-tatata Ta Tatata-tata ta-ta Ta"

¿No es divertido que después de tanto tiempo el arma hollywoodiense no haya podido arrancarnos esa cancioncilla con sus nuevas películas ? La más moderna industria de la ce-guerra cinematográfica queda en ridículo ante la fuerza litúrgica del más sencillo serial. Algunos sociólogos auguran que habrán de morir varias generaciones de televidentes y tres o cuatro castas de nuevos computadores para borrar de nuestra memoria colectiva a Bill Bixby y al compañero Ferrigno el 'Pecho de Dios'.

Siendo eso verdad y careciendo de una pantalla plana contra la que aplastar el morro
y adherirnos a las costuras psicológicas de las últimas surperproduciones basadas en los tebeos del gargantúa esmeralda, ya se puede suponer que esta etapa mantliana tampoco ha gozado del aprecio de las distintas monarquias editoras que desde los confines aeroportuarios de nuestro país de timadores se han esmerado o bien en ignorarla de cabo a rabo o bien en destrozarla a base de pésimas ediciones o extraños remiendos. En cuanto a lo que le toca a Bruguera en este asunto de la tortura publicacional española habría que hablar primero de la rotulación mecánica y otras partes palpables que podrán ser mejor apreciadas a pleno golpe sobre las páginas robadas. La segunda patada es esa sombra asesina (asesina habitual) y que llega por detrás del anonimato con que la empresa acostumbraba a digerir la mayor parte del material extranjero no humorístico. Pero persigamos fantasmas, quizás no fue esta sino una más de las ingeniosas estrategias con las que dignificar la Historieta, así en mayúsculas tanto por lo gordo del pastel a repartir como por la escasez de platos y comensales, al igualarla en el secreto de sus autores verdaderos con otras obras igualmente anónimas y de carácter épico existentes en el campo de la literatura a granel de caballerizas como Tirante el blanco de Lepanto o Torrezno Banderas. Pasando por Jenaro, el de los catorce y toda la cruz completa del landismo, que es lo primero que se le viene a uno a la cabeza cuando tiene que manejar una edición como esta.
En resumen, publicación cacótica la que se tuvo Braguera con los superhéroes, así ni el nombre a
sus autores supieron estamparles con su molde a tan burras ediciones. ¿Surco?, eso eran lujos de la fabricación en colores.
Aquí acaban de caer en el Bául de los recuerdos bastantes de esos tebeos, y, según revelan las fuentes informadas, es decir, del tendero para abajo, dos clientes y el barrendero que se hacía la puerta en ese instante, materiales de defunción traídos por las buenas desde una librería de Barcelona hoy quebrada y rota por colocar el ejemplar caducado a cinco euros unidad, que en la Coruña por optimismo natural han dado en bajar a tres y dos (menos el número uno, que esta imposible, en plan NBA y como a siete u ocho metros/euros de cualquier canasta de los catorce euros/yarda que le pedían por el golpe en Barcelona).


Precio de compra la
unidad recomendado por nuestra fundación: 0'60 euros (0'80 para ejemplares que presenten graves deterioros, costras comestibles o lamparones amarillos). "Todo lo que suba de ahí es perversión", Freud.

El 'uomo selvático' Marvel.

Si piensas arruinar tu reputación comprando un tebeo viejo del único superhéroe que aún dice GRRR asegúrate que sea este. ¡No se lo cuentes a nadie! Si te descubren diles que lo has cogido del suelo, donde hace frío y todo tiene daño, ensucialo de mi parte, llenalo de polvo, deja que se rompa. Que parezca extraño, diles que se trata del Swamp thing de la Marvel. Hablales de Jarella... Vende pañuelos de papel y hablales de marketing, ahora que van tiernos te comprarán todo el paquete. El mejor semáforo es el verde.
Esto no es un SPOILER, lo nuestro es venir a reventar el grano. Hacer saltar el punto por completo y estallarlo sin un antes ni un después; un número único, uno solo que vale por todos pero no es el primero. Porque no concluye, no tiene fin, es irresoluble, constitutivo, es decir, único. Aunque haya otros que también esten solos y sean tan o más extraordinarios que este. Pero dejemos que sea el protagonista de la historia quien nos lo cuente:

"Todo cambia... Todo, excepto Hulk... Hulk es siempre Hulk... ¡El mismo!"


¡Que extraordinaria meditación para un bruto! Pocos, muy pocos héroes lunares corren hacia su desgracia entre los superhéroes y, por supuesto, ninguno con tal atracción por la repetición.
El drama del ciclo, pero esta vez en una de sus fases ascendentes.
Acabamos de verle el moño al kakemono mantliano o pintura meditativa china de Sal Buscema, esencialmente, agua y montaña (piedra), y nada sería más sencillo que comparar estas páginas robadas con aquellas otras paginillas arrancadas igualmente al azar del desván del viejo número 34 Forum del Hulk que fue la Masa , aunque entonces a 0'25 céntimos del duro de a euro la pieza y no a 0'30 como estas (el brote de brócoli de agricultura ecológica, por ejemplo, anda a 3´65), en una de nuestros anteriores espectáculos de espejos para la especulación y la observación espectacular al que quisimos titular por puro juego [link]--> El reloj del Universo Marvel. Pues bien, abran en una pestaña aparte el susobicho enlace y separen o junten los objetos peremnes y gestos sagrados que encuentren en las viñetas, sin mirar directamente, con la gracia de un despiste y como lo haría un gato, para obtener el mapa del tesoro. Así, con todos esos juguetes en completo desorden se encontrará usted por fin en disposición de disfrutar del gran secreto. Pero siga caminando como si nada hubiera ocurrido, es importante que sus otros colegas no lo sepan todavía.

[
Felicidades, amigo, al haber completado con éxito este cursillo básico de dos semanas ya se encuentra en disposición de contar a otras las personas que es usted también un especialista más en Historietología y seducción secuencial por cuadritos dibujados. ¡Amárrelos a sus caderas, forjese un gran carácter como represor imaginal! Cronstruya una nueva pirámide, y no dejé de recordar que tendrá que pasarnos el 85% de sus beneficios por seguir impartiendo nuestro moderno método de enseñanza en cualquier parte del mundo en la que se encuentre. Porque nosotros también somos SGAE, y sabemos quererte.]


¡De puta madre el bocadillo de garbanzos negros! ¡Cojonudo!
¿¡Otra vez aquí!? Traerá más dinero... Ha habido suerte, tienen ahora mismo los de la Marvel este tebeo pdfeado en lectura online por algún lado de su larga web.
Si conoces una bella durmiente, cualquier clase de insecto dormilón también puede valer, conoces a Jarela. Solo no pienses en la fórmula de la Coca-Cola, piensa en verde y llevate la borrachera a la cama porque sabes que donde hay monstruos hay víctimas, sacrificados, sacrificadores y pueblos que caminan. Has leído el Swamp thing del Alan Moore y lo sabes
todo, se repite, se repite, repite, siempre hay una zanja, tierra, piedra, madre y agua, y todo tiene dos caras.























Para empezar con algo gordo, Bill Mantlo jamás mató a Jarela. Sin embargo así lo parece, empecemos pues como los ripiosos y encomendemos la pierna hacia el principio -le queda lo peor al bocadillo, los pellejitos, y en estas ocasiones el tebeo se mira desde arriba pasando las páginas mediante las uñas y dedos del pie- para ver a Hulk con el cuerpo de Jarela en sus brazos reduciéndose (cayendo). Reconoce es
te mundo aunque ahora también se demuestre tan muerto como su reina. Las flores, la hierba, los árboles han desaparecido, sus habitantes moran en cavernas y son acosados por dragones. Siempre hay un dragón, un monstruo de posibilidades, para Hulk, pero existe una diferencia en este punto, cierta modificación marcada por el carácter ascensional de la fase: tres dragones, dos de los cuales serían reconocidos con ese nombre por cualquier lector gracias a su simple apariencia reptiliana, y un tercero que por su maleabilidad aparecería entre las uniones de posibilidades monstruosas. Cuellos largos y ondulantes, alas emplumadas y cuernos llenan el vacío entre el vivo monstruo (Hulk) y la bella sacrificada (Jarella) uniéndolos para un mundo, este paraíso, que los anuncia como sus reyes perdidos. Señales, serpiente, el primero de los dragones llega pesado derribando el terreno y al pueblo de Jarella, el segundo, la forma híbrida y esquiva, desde aire, y el tercero surge del agua. Señales, unión y centro. No puede faltar un centro en un tebeo mantliano. Volveremos a oír hablar de esas rosas terrenales, y el que leyó Alpha Fllight ya lo sabe.
La gentes cantan, hay una razón que los magos cuentan a Hulk:

"Para avisar a los muertos que llega la reina."
"Y que ha regresado su rey, dispuesto a resucitar la vida y la prosperidad."

Rey y reina, sacrificador y sacrificada. Solo falta ese lugar reservado para los muertos. El Valle de la vida donde, por supuesto, les es prohibida la entrada a todos los vivos, un vergel paraíso, el único huerto y el último bosque en el reino de Jarela. Ya el monstruo allí se dirije. "Sus dedos
poderosos arrancan la tierra a puñados. Y, de pronto, la tierra se vuelve contra él." Aunque ocurriera mucho después, nos chivamos en el blog algo sobre su otra cara, se trataba de la Caída de Banner, el agua oscura de aquellas otras imágenes robadas allí donde era el hijo quien golpeaba rocas y hendiduras. Por si no bastase un centro más evidente y para mostrarnos la capacidad de redoblamiento, de nuevo por mediación de la Santa continuidad marvelita o Regla mantliana A, a este centro paradisíaco se une una gema. Gema Alma que fertilizará el mundo extendiendo el centro sagrado a todo el planeta, aunque no diré de qué manera pues interesa sobre todo su resultado final y el regalo que el Jardinero guarda para Hulk.
Tristeza, reposo, el sepulcro vegetal se convierte en una promesa de eternidad. Jarela no ha muerto -venimos del año Poe y sus señoras vendadas-. Desde luego no seré yo quien se atreva a decir que Mantlo se cargó a la novia, en esta unión del ciclo vegetal con el lunar esos carácteres intercambiables pero opuestos se vivifican. Se produce, en efecto, un trueque. Por lo demás, el componente mesiánico proximamente desarrollado por el guionista a través de las ambiciones científicas de Banner (y en los futuros grises de Peter David o las antiguas 'cosmicadas' starlinianas) se inclina aquí a remarcar el carácter cíclico ascensional que más tarde será invertido en el árbol seco de la Encrucijada. Otro centro, otro ciclo y otro exilio.
Un edén en mitad de un planeta desértico no deja de ser una isla, receptáculo de la madre (nuevamente redoblamiento de la figura femenina) en el que la Masa participa de un culto a la muerte que lo separará durante un nuevo período, una nueva 'amnistia', de esa vertiente desoladora. Crecimiento, ascenso, los pies otra vez sobre el planeta Tierra. Otra escala. La cuestión es no concluir nunca definitivamente. Aunque sepamos que no por ser imposible la unión de la pareja divina, extensísima en este personaje, con una multitud de adversarios y aliados figurando en uno otro papel, dejará de señalarse este como un anhelo, casi una adhesión eterna a la pasividad de esta bella durmiente llamada Jarela. Bella durmiente verde, Santa Jarela del amor purísimo, que no sabe el camino mas sabe que debe brotar como lo acaba haciendo siempre todo secreto inconsciente. Nítida su música, lloraréis leyendo el tebeito.


NO SE ASUSTE, EL MUU TRABAJA POR SU SEGURIDAD

A CONTINUACIÓN SIGA LAS INTRUCCCIONES

NO SE ASUSTE, EL MUU CONTINUA TRABAJANDO PARA SU COMPLETA SEGURIDAD

UN DOS TRES Relájate y duerme tranquilo. Respira, respira tranquilo, y cuando despiertes quiero que pienses lo siguiente, escúchame con atención: ¡Hulk aplasta!, esto es y nada más. Respira tranquilo y piensa, en este instante, ahora mismo, que quiero que estas dos palabras queden grabadas para siempre en tu mente, que las recuerdes desde ahora para toda tu vida (como si fuesen tuyas): ¡Hulk aplasta! ¡Hulk aplasta! ¡Hulk aplasta! Relájate y respira, respira con tranquilidad, porque cuando despiertes vas a recordarlas para siempre. Ahora respira, respira con tranuilidad y UN DOS...


EL MUU TRABAJA PARA SU COMPLETA SEGURIDAD





Bring on… the Clown!

Script: Michael Fleisher

Pencils: Frank Springer
Inks: Mike Esposito
Letters: C. Robins
Colors: B. Sean

Originally published: January 1980


The Spider-Man Project
spiderman.whiskeyclone.net

Otro artículo auspiciado por la
Mente Uniceja Universal


Para remitir donativos, sugerencias, objetos brillantes:
MUU 150023 España
Avenida de Tartesia 67, 59º izqu.

Continente de Mu (Huelva), de momento, la Tierra

Kakemono mantliano, por Sal Buscema.


El agua desdichada

Todo quiere ser agua
Quiere licuarse la montaña entera

Las atalayas hunden en el río sus leves pies calcáreos

Quemados por la boca espumeante del calor los
cactos arden
amando ya su polvo su ceniza que un día
descenderá sobre las aguas

Se quieren agua el lirio y la sombra y la piedra
y el amarillo ardiendo

Ya la montaña lenta se desliza
como una vena verde
por la lenta cascada.

*

Aun las cumbres más altas
miran el agua
y tiemblan.

*

Sobre masas inmensas de lúcido cristal
(como entre nubes como entre verdes corceles coloidales
como en la densidad caliente de la sangre)
En la piedra en la arena en los arbustos cansados de la orilla
En los troncos: muñones colosales que se salen del agua
para mirar en ella su derrumbada gloria

En las garzas que brotan con un blanco estallido
y que salen volando como un puño de grano
de la mano invisible de Dios

En el cristal suavísimo
En el cristal alado de las aguas
cae mi voz
apagándose
con el crujido de una brasa.

*

Agua descomunal
de pronto herida
por una breve mariposa roja:
una roja palabra
una sola palabra incandescente
en la garganta sin fin
de la montaña.

*

Vengan al agua sordos mendigos parturientas con sed
sobrevivientes asfixiándose bajo el derrumbe
marinos acosados por la sal
náufragos condenados a muerte tigres

Vengan al agua remeros de tristísimos lagos de ciudad
Al agua todos los territorios ocres
Al agua la palabra desierto:
que se hunda como una piedra que arde
Vean por un instante el humillo de su despedida:
oigan su crepitar de brasa que se ahoga

Vengan al agua niños durmiendo en los zaguanes
en los sótanos de la inmundicia en los basureros
Al agua policías que dirigen el tránsito del mediodía
Al agua ciegos
Al agua hombres avaros
Al agua fabricantes del hierro enrojecido
Al agua hombres en armas y oradores de boca reseca
Al agua niños que se mueren de fiebre en larguísimas
tardes taciturnas
Al agua enfermos de los hospitales Al agua desahuciados
Al agua todos los sueños de la fiebre
Al agua
Al agua
Al agua.

*

Eso fue todo

Más allá ya no importa

Más allá

el río ya no es nuestro

Más allá es el dominio del agua desdichada

Más allá
nuestro río desciende
hasta el progreso.

Efraín Bartolomé

El audio en www.palabravirtual.com

Proximamente... El Hulk para chinos

La Sota de Corazones

"Culpad a Brian Donahue, un amigo de la infancia y el único niño aparte de mí en la Linscott-Rumford Elementary School a finales de los 70 y principios de los 80 que coleccionaba comics. Brian a veces me regalaba tebeos repetidos o no queridos de su colección.

Uno de esos descartados era el *Marvel Two-in-One* #48, con Ben Grimm, la banda de Yancy Street, y la Sota de Corazones enfrentándose a Machinesmith y su ejército de duplicados robot — bastante en la línea del ideal platónico de lo que debía ser una historia de la Edad de Bronce Marvelita. Fue mi primer encuentro con la Sota de Corazones y su barroco gusto en uniformes, y pensé que el tema del naipe y el “OH NO! MI PODER NO SE PUEDE CONTROLAR!” molaban mucho.

Cinco años después, asistí a mi primera convención de comics. Fui con mi tío y mi hermano menor, ambos mucho más coleccionistas de lo que yo era en ese momento. Mientras buscaban gangas, yo mataba el tiempo mirando en las cajas de varios vendedores. No buscaba nada en particular ese día, pero encontré un viejo número de *Marvel Premiere* con una historia de la Sota de Corazones en solitario, y 25 centavos era un precio pequeño por avivar un recuerdo querido de mis días de la escuela primaria.

La compra estableció un patrón para las posteriores convenciones, y con el tiempo junté una respetable colección de apariciones de la Sota por poco dinero. La nostalgia y la pura ridiculez del personaje pudieron ser el atractivo inicial, pero en algún momento terminé por desarrollar un sincero afecto por el pobre tipo.
(También hay una cierta satisfacción en defender públicamente a un objeto de burla de los fans.)

No dejéis que el tono sarcástico de mis posts ‘Favoritos de Nadie’ os engañe; siempre me han gustado los parias bizarros y oscuros, y los personajes como la Sota son el condimento que da sabor a los universos superheroicos compartidos.

(Aunque preferiría otra media docena de caries a un trabajo escribiendo comics de superhéroes, no rechazaría la oportunidad de escribir una historia de la Sota de Corazones si me lo pidiesen. Si alguien de Marvel lee este post, mi email está en la barra lateral.)"

(Robado de aquí)

Es agradable que alguien te recuerde

Publicado originalmente el 4 de septiembre de 1992, en el número 981 de Comics Buyer’s Guide

Bigger Than Life (Más grande que la vida)
Por Peter David.

Una curiosa y deprimente secuencia de hechos:

En Oh So?, hay un mini-debate sobre qué hace que algo se convierta en mítico

Empieza a circular el rumor entre fanzines de que Superman va a morir.

Joe Shuster muere.

Bill Mantlo es atropellado por un coche mientras patinaba. Permanece en coma durante semanas y el pronóstico sobre su posible recuperación no es demasiado bueno.

Todos ellos parecen estar relacionados con el espíritu humano, la necesidad de mitos, y la necesidad de ser recordado. Porque los mitos son más que historis. Los mitos son historias que se elevan sobre la conciencia colectiva; historias que sobreviven a sus creadores.

(...)

Joe Shuster visualizó un mito. ´Le dijo en una entrevista que “No hay muchas personas que puedan decir honestamente que dejen detrás de ellos algo tan importante como Superman”. Esta simple e irrefutable sentencia representa los dos aspectos más increibles de la vida de Joe Shuster. Primero, que tomó parte en la creación de algo que era mucho más grande que él mismo. Y segundo, que sería recordado por ello.

Lo que me lleva a Bill Mantlo.

La vez más reciente (me resisto a decir "la última vez”) en la que hablé con Bill  fue hace unos dos, quizás tres meses. Él me llamó porque en una entrevista publicada recientemente, cuando fui preguntado por el origen de la historia del desorden de personalidad múltiple de Hulk, cité el original número de Bill en el que se relataba el maltrato que sufrió Bruce Banner en su infancia. Dije que Bill había aparecido con algo que era, para mi, innovador, y cómo los primeros cuarenta números más o menos de mi etapa en Hulk habían surgido directamente de la idea de Bill.

Para mi, simplemente estaba contestando a la pregunta. Como cuando la gente me pregunta "¿Porqué hiciste a Hulk gris de nuevo?" a lo que siempre respondo "Yo no lo hice. Fue Al Milgrom. Yo solo lo tomé y seguí adelante con ello".

Pero Bill estaba extremadamente agradecido y honrado de que le hubiese mencionado en términos tan elogiosos.

Y él me dijo "Es agradable que alguien te recuerde"

Es agradable que alguien te recuerde.

Es mucho más que agradable.

Es lo que muchos creadores —escritores, dibujantes, lo-que-sea— intentan conseguir durante su relativamente corta estancia en esta esfera. Intentan crear algo que perdure. Intentan producir algo que sea parte de la conciencia de alguien mucho tiempo después de que sean polvo.

Formar parte de algo que sea más grande que ellos mismos.

La gente no es recordada. La gente nunca es recordada.

Son sus logros lo que la gente recuerda
(...)

Bill Mantlo:
 10 

Peter David:
navidad

13

escuela

15

cementerio